Robot de Servicio

La robótica de servicio ha llegado a nuestras vidas para ayudarnos con los trabajos repetitivos, que generan lesiones o realizar trabajos que son peligrosos para nuestra salud. Son robots que trabajan de forma autónoma por medio de un sistema de control interno bajo unas directrices previamente programadas.

Tal y como los define la Organización Internacional de Normalización son robots «que realizan tareas útiles para los humanos». Con el fin de poder interactuar en entornos con humanos se les da una constitución y una estética confortable, y en ocasiones con aspecto de humanos, de ahí el nombre de robots humanoides.

Su objetivo es realizar trabajos repetitivos con el fin de que las personas puedan emplear su tiempo en realizar trabajos de mayor valor añadido. Ahora les podemos ver trabajando en hospitales, en hoteles, en congresos e incluso interaccionando con personas de avanzada edad en las residencias. También les podemos ver realizando trabajos de seguridad y vigilancia, y en ocasiones realizando trabajos en entornos de riesgo con el fin de salvaguardar la integridad de las personas.

Interacción con las personas

Los robots de servicios destacan por tener un aspecto amigable. Los jóvenes se adaptan mejor a la interacción con las máquinas al asimilar con mayor rapidez que mejoran su calidad de vida.

Tipos de robots de servicios

  • Robots para el cuidado de personas mayores
  • Robots de vigilancia
  • Robots para medicina
  • Robots de limpieza
  • Robots de cocina
  • Robots quirúrgico
  • Robots Mayordomos
  • Robots espaciales
  • Robots de Rescate

Para qué sirven los robots sociales

Los robots sociales nos están ayudando a automatizar tareas repetitivas, pero gracias al potencial de sus softwares que en muchas ocasiones pueden incorporar inteligencia artificial, pueden interactuar perfectamente con las personas por medio de leguaje natural. A medida que los humanos podamos tener interacciones más naturales con los robots sociales serán más aceptados por el conjunto de la sociedad.

También podemos a los robots trabajando en heladerías, acompañando a las personas con discapacidad en los eventos deportivos o interaccionando con los niños. En los últimos años se están realizando investigaciones de gran interés con niños con autismo, creando grandes avances en lo que a comunicación se refiere.

Los robots de vigilancia pueden trabajar tanto en interiores de empresas y oficinas o inspeccionando grandes áreas exteriores en donde muchas veces el acceso y las condiciones ambientales y pueden ser peligrosas o nocivas. Estos robots pueden tener forma humana o incluso de perro. Gracias a las cámaras y sensores, son capaces de tomar mediciones ambientales, acústicas, térmicas, etc… Por supuesto también detectan la entrada de intrusos en zonas restringidas.

Características de los robots sociales

Una de las principales características de los robots de servicio es que prácticamente están en activo todo el tiempo, un factor que repercute en directamente a la hora de obtener un rápido retorno de la inversión (ROI). 

Datos de crecimiento de los robots de servicio

Se prevé que para finales de 2021 la robótica de servicios alcanzará los 37.000 millones de dólares, por lo que a todas los veremos integrados en prácticamente todos los ámbitos laborales dada la necesidad de automatizar un gran número de procesos.

Gracias a la tecnología que integran los robots pueden detectar desde las etiquetas de la ropa ubicada en las estanterías e incluso realizar inventarios del stock de los productos. Para lograrlo tan solo tienen que ir por los pasillos detectando por medio de sensores y cámaras tanto los errores que puede haber en las ubicaciones como los productos.